Lineamientos
space
cruce con el campo

 

 

Acerca de esta sección:

Esta sección trata de un repaso sintético de los encuentros con artistas producidos en CAMPO DE CRUCES.
Aquí proponemos un doble entrecruzamiento, revisar algunos pasajes de los diálogos de los artistas, y de los debates producidos en “el campo”, a la manera de notas atemporales, rescatando momentos de los intercambios producidos en el ciclo...

Más sobre Campo de Cruces:
http://elcampodecruces.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/campo.decruces

 
 

Artista invitada: Inti Pujol en Campo de Cruces [31 de Agosto de 2013]


Sobre Inti Pujol
Estudió en la Escuela Provincial de Bellas Artes de Mendoza y Artes Visuales en la Universidad Nacional de Cuyo, se especializó en grabado. Considera que todo arte es experimental y en proceso. Trabaja en performance desde el año 2001. Su trabajo se centra en la relación entre cuerpo social y su resistencia ante el avance del capitalismo en todas sus variantes. Puntualiza sus propuestas en temas socioambientales como la megaminería, motivo de conflictos sociales tanto en Argentina como en Latinoamérica. Ha exhibido su trabajo en Rosario, Córdoba y Buenos Aires; también en Chile, Colombia y Estados Unidos. Algunas de sus obras pertenecen a colecciones públicas y privadas. Actualmente produce dibujo, pintura y performance.


Inti comienza su exposición compartiendo una lectura extensa sobre exposiciones que tuvieron lugar desde el siglo XVII en Europa de personas aborígenes de diferentes etnias (incluso en vida), en sociedades, cortes reales y, finalmente, museos.
“Se les trata como curiosidades…, se les corta la cabeza…, disecan sus genitales…, espécimen etnográfico y guía de museo… (muy contemporáneo, ¿no? Acá en cualquier momento, en el MOMA…); cuatro charrúas fueron donados a la Academia de ciencias naturales en París…”: la artista enumera para enfatizar algunos pasajes de su lectura.

“¿Que tal con la performance? Vengo leyendo este tipo de textos hace un tiempo; a veces me dejan sin hambre…, en general me hacen cuestionar toda la cultura que he amado (…) creo que tenemos que rememorar, pensar un poco antes de hacer las cosas (…) porque si nosotros no reflexionamos vamos a seguir comunicándonos así con nuestro cuerpo también, sin saber el valor de un espacio, de un tiempo, de un cuerpo… sin saber el valor de la memoria”.

Cuestionar para aprender

“Cuando salí de la facultad, hace ya bastantes años, empecé a cuestionarme la forma en que había aprendido: todas estas cosas que uno desde que va a la primaria le dicen (…) todas las cosas que uno va absorbiendo como “buenas” de nuestra cultura; estas formas de aprendizaje: esto de que el maestro habla y el alumno se calla; esto de la validación del otro, sin compartir con otros.
”En este momento (es el 2000) yo pensaba en cómo había aprendido las cosas: mi punto de partida fue ¿cómo aprendemos? Entonces la educación me empezó a doler”.
”Sufría en las clases de dibujo, no sabía porqué había que dibujar un desnudo. Porqué una pirámide y no una esfera. Porqué no observar la naturaleza; porqué “toda la lamina sombreada”, porqué, porqué, porqué… a la vez uno se preguntaba pero seguía, uno quería sacarse una buena nota”.

“Mis primeras acciones las hacía con muy poquita gente: “Digestión” era una acción simple, comía con los pies. O sea, trataba de aprender de otra manera, era una pequeña consigna que me [impuse] sin saber que estaba haciendo acciones ni nada. Estudiaba arte, también estudiaba teatro pero no me cabía “actuar”, sentía que tenía una fuerza física grosa, había algo en mi subjetividad que quería ser conectado con los demás pero si lo hacia pasar por la línea actoral, lo hacía pelota. Donde iba me encontraba no sabía con qué, me sentía como incómoda: era la matriz… esa matriz me hacia sentir incómoda”.

“Acá el arte es político”

(…) Armaba pequeñas “obritas” pero no actuaba, sólo me presentaba y eso me quitó mucho peso de encima; en mi caso, prefiero ser yo misma como artista. (…) Ya empezaba a tener otros compañeros de trabajo, [aunque] en esa época nadie le daba mucha bola… era raro el evento de performance, era algo que mucha gente rechazaba en la Academia, pero ya había muchos preguntándose por lo mismo, leyendo libros (…)”.
”Lo que empecé a sentir como primer concepto para llevar adelante (creo que es el que me acompaña hasta este momento), es el tema de la resistencia. Porque desde lo subjetivo, y lo unido por lo ideológico a mi familia, siempre me resistí a la enseñanza. Y después me resistía a que eso me hubiese invadido. Y veía que todo lo que en mí crecía tenía que ver con la resistencia. Ahí empecé a militar; nunca había militado, no milito en partidos pero empecé [a participar de] asambleas autoconvocadas”.
”Soy de Mendoza, allí hay varios proyectos mineros de empresas multinacionales: entonces empecé a ubicar el concepto. (…) Ahora que estaba con otros, había que resistir o venían y nos volaban media montaña: ahí se empezaron a suceder acciones… políticas, ya completamente direccionadas.
”Ahí empecé a trabajar directamente con la resistencia (…) la acción empezó a tener un sentido: la acción era resistir. Entonces voy inventando estrategias poéticas de resistencia”.

”(…) Ahora ando repensando el concepto de resistencia… he estado pensando... en la alienación. Cómo cualquier idea, o cualquier acción, o cualquier tarea nos puede ofrecer un espacio muy cómodo de alienación. Estoy pensando en la idea de alienarse en esa propia resistencia. (…) Resistir pero proyectar; proyectar ¿cómo?; como bancamos nuestras propias disidencias…”

Performatividad en el arte

”(…) Yo no puedo decir que la performance es arte, lo que sí puedo decir es que el arte tiene su performatividad. Lo que puedo decir es: el arte contemporáneo funciona de determinada manera, o el sistema de las artes liberales funcionó de una manera… igual que los museos, que tienen su propia performatividad; igual que las carreras (…), igual que la filosofía…, digamos, es medio jodido decirle performance, pero a la vez es bastante estructural la idea de lo que sería “performativo”.

”(…) (En una discusión en Fb sobre si la performance es o no arte, alguien preguntó) ¿Por qué la performance, si no es arte, va y se mete al museo? Claro, la performance se “mete” al museo, y se mete al hospital, y se mete a las Ciencias, y a las Ciencias duras, y se mete al sistema de las artes visuales, al sistema del arte contemporáneo, a la música, a las industrias culturales…”

”(…) yo nunca sé si estoy en lo cierto…; digo: esto [la performance] es muy grande, porque tiene todo el peso de la historia, en realidad un performista es algo como un historiador, como un investigador de la realidad”.

Luego de exponer sus puntos de vista sobre la performance y la resistencia, Inti llevó a cabo algunos ejercicios performáticos en la vereda del MUMU junto a los asistentes de la charla-taller; donde se produjo una interacción entre ellos, a la vez que con la gente que pasaba por allí.
Se concluyó dialogando y cerrando (o abriendo el pensamiento) sobre lo ocurrido en la calle y lo conversado inicialmente.

 

Fabio en campo de cruces

 

Fabio en Campo de Cruces
 
space pie de pagina